Los países estafas, hechos a medida

Imagen de admin

El mundo debe estar en nuestras manos,nos pertenece a todos.

Hay una noticia que recorre internet y las redes sociales, con un titular: “Chile, un país estafa”, esto me ha animado a realizar algunos comentarios sobre Latinoamérica.

Juan Fernández V.

No sólo Chile es un país estafa, como escribe el Dr. Sébastien Monnier, diría que toda Latinoamérica tiene el mismo problema, pero que para suerte esto está cambiando; lógicamente algunos países giran más rápidos que otros en dichos cambios. Aunque Monnier se refiere sólo a la dictadura militar.

Conocer toda la región de Latinoamérica es muy complejo, tanto por su extensión como por su variopinta historia; pero, hay parámetros o prototipos que nos dan una idea, que todo el mundo  sabe o debe saber,  ya que, son elementos muy importantes a la hora de hacer un monitoreo.

Sólo pondré el caso de Perú, que lo conozco y que fue el centro de toda Sudamérica en la época del imperio Inca y del Virreinato español. Conocer el Perú, no sólo es ir o vivir en Lima (costa), el Cusco (sierra) o Iquitos (selva). Desde mi punto de vista, deberíamos visitar estas tres ciudades, para que podamos entender y conocer de cerca este país. Cada una de estas tres macroregiones  difieren mucho entre sí, por su geografía, su producción, su clima y su cultura, entre otros elementos.

En los años 80’, el Perú era un país raro, donde la imagen de los gobernantes y autoridades, sólo era vista en la capital y en otras ciudades grandes; en el resto del Perú, la gente vivía a espaldas del Gobierno y muy ajena a ella; sólo, en las elecciones generales, los candidatos se animaban a visitar o a conocer en la mayoría de casos,  algunos lugares cercanos y accesibles, para realizar sus campañas electorales. Por estos años, se podía pensar que alguien ha hecho ese país a su medida y también se hubiese dicho que era un ‘país estafa’, por muchas razones:

-Un peruano era rival de otro peruano.

-El capitalino, se creía ser criollo con sangre europea y que estaba por encima del resto.

-El hombre andino, era inferior, analfabeto y con costumbres raras.

-Una clase pequeña que dominaba la política, la iglesia, el aparato  militar, la industria,   la prensa y la banca.

-Los medios de comunicación eran de tres dueños, todos ellos descendientes de extranjeros y ubicados en la capital.

-Todas las universidades y colegios privados estaban en manos de la gente de élite.

Pregunto ¿Se puede decir  país estafa al que tiene estas características? y ¿por qué se han dado o se siguen dando algunas de estas características en algunos países o por no decir en todos los países que fueron colonias?, creo que la respuesta es obvia. Son pocos los países que han intentado romper los tentáculos del poder interno o quizá externo. Son pocos los países que han llamado a las mayorías que representan a la sociedad, a una mesa de diálogo, y a diseñar un modelo de país y política de acuerdo a su realidad.

Creo que los latinoamericanos o hispanos de América, tenemos que aceptar nuestro pasado, cambiar el presente y construir el futuro. Cuando digo aceptar el pasado, me refiero a reconocer que fuimos descendientes de los incas, que nuestro imperio fue conquistado por  el imperio español y portugués, que las atrocidades cometidas y la esclavitud de los pueblos indígenas no se repitan jamás, que somos mestizos por el encuentro o choque de los dos mundos y que intentemos integrarnos y construir una nueva sociedad iberoamericana y que la expoliación de los recursos naturales cese o simplemente se realicen  estudios técnicos de impacto medioambiental; pero, que el ser humano debe estar primero ante todo.Intentemos ser críticos y no aceptar todo lo que dicen,construyamos un nuevo modelo de país, donde todos quepamos.

Ver vídeo sobre Latinoamérica lo que pasará/Canal Historia.

Califica este artículo: 
Average: 5 (1 vote)
Compartir: 

EL HISPANO en FACEBOOK