Petare: El barrio más grande y hacinado de Latinoamérica

Imagen de admin

Petare, población chabolista de Venezuela.

De paraíso a infierno, es lo que le ha sucedió a este barrio venezolano, ubicado cerca de la capital caraqueña, donde reina el hacinamiento y la peligrosidad y la ley del más fuerte.

Juan Fernández V.

Este barrio estaba a las afueras de Caracas (Venezuela), era un lugar tranquilo y agrícola, donde los capitalinos iban a pasear, olvidando del mundanal ruido propio de las grandes urbes; pero, con el paso del tiempo el barrio se anexó a la capital y su tamaño se redujo. En principio, este lugar estaba habitado por españoles (de Canarias), donde se dedicaban a la explotación de la caña de azúcar, café y cacao.

Además, de reducirse el tamaño sus calles son estrechas, que en realidad son escaleras, que puede pasar una persona. Esa estrechez, hace que la gente viva hacinada y convivan con la peligrosidad de los malandros (delincuentes). Sus viviendas muchas de ellas se conocen como ‘ranchitos’ (chabolas).

El barrio fue fundado en el año 1621, por dos españoles, el capitán Pedro Gutiérrez y el sacerdote Gabriel de Mendoza, con el nombre de ‘Dulce Nombre de Jesús de Petare’. La parte colonial casi ha desaparecido, por la especulación de terrenos demoliendo sus edificios.

Cuando la noche cae la gente se recoge en sus viviendas y no sale hasta el día siguiente; pero, en la noche es tomada por  las ‘culebras’ (bandas de delincuentes), cada fin de semana pueden morir hasta 50 personas; ya que, alquilar una arma puede costar unos 60 dólares al día.

Petare, se ha hecho tan famoso que ha arrebatado a las favelas de Río de Janeiro su protagonismo, como barios peligrosos, donde reina la drogadicción, la marginación, la pobreza, la exclusión social y toda lacra de la sociedad.

Los últimos gobiernos han neutralizado un poco esta situación que estaba al borde del colapso; pero, cabe señalar que a muchas autoridades de países hispanos, no les gusta que se dé a conocer al mundo lo que ocurre en sus ciudades, donde las desigualdades sociales están a la vista. 

 

Califica este artículo: 
No votes yet
Compartir: 

EL HISPANO en FACEBOOK