Nuevos paradigmas y retos en la sociedad

Imagen de admin

Saludos a todos los hispanohablantes del mundo.

A pocas horas de terminar el año viejo quedan muchas interrogantes del año en que se va y del año en que llega. Momentos de reflexión del cambio de año, tanto del interés personal como de lo general.

Juan Fernández V.

Hacer un resumen de todo lo que ha pasado y de las buenas nuevas es un poco difícil; pero, analizaremos temas relevantes que conllevan a una buena convivencia que es tarea de todos.

En cuanto al mundo económico, tenemos 3 grandes bloques:

-La Economía China, que ha tenido un despegue interesante con sus inversiones a nivel mundial; pero, que en los últimos meses ha tenido una desaceleración importante.

-La Economía Europea con Alemania a la cabeza, aún no encuentra las fórmulas correspondientes para despegar, como en años anteriores, aún no sale del estancamiento y a veces da  signos de deflación.

-La Economía Norteamericana, al parecer ha tenido una recuperación importante y que va en aumento; permitiendo así el pequeño avance de Latinoamérica, ya que, algunas economías de la región americana han crecido muy poco.

Por otro lado, las políticas sociales han tenido también un cambio en Estados Unidos, no como lo esperado, pero por lo menos la mitad de los inmigrantes irregulares se beneficiarían con las políticas de inmigración anunciadas por el Presidente Obama; así como también las nuevas relaciones con Cuba.

Y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) trazado por las Naciones Unidas en el año 2000 hasta el 2015 para el equilibrio del planeta, a portas del año 2015, los gobernantes de todos los países del planeta deberían empezar a publicar sus balances de cada uno de los 8 ODM. Lo que corresponde a nuestra región Iberoamericana deberíamos saber quiénes han alcanzado algún Objetivo o por lo menos el avance de cada uno de ellos.

En Latinoamérica, nos gustaría que los Ministerios de Trabajo o Empleo publicarán datos de la Población Económicamente Activa (PEA), cuántos de ellos están insertados laboralmente, pero con todas las condiciones legales que conlleva, porque aún el trabajador recibe un sueldo mínimo que oscila entre 200 y 300 dólares y muchos de ellos con contratos temporales de prestación de servicios o de obra y servicios.

 

Califica este artículo: 
Average: 5 (1 vote)
Compartir: 

EL HISPANO en FACEBOOK