Las ayudas para emprendedores este 2015

Imagen de admin

Según los estudios del  Perfil del emprendedor en España el 77% ha empezado con fondos propios.

Lo que históricamente ha sido el principal problema para los emprendedores, la financiacion, parece que tampoco desaparecerá durante el año que estamos comenzando

El protagonismo adquirido por la falta de crédito se fue agudizando conforme la crisis ahogaba las posibilidades de encontrar trabajo, y las buenas ideas empresariales no llegaban a germinar por culpa de un panorama yermo, sin oportunidades.

La tendencia que parece se confirma este 2015 es que "las pymes deben de prestar atención tanto a las herramientas europeas, como a las estatales y autonómicas", subraya María Luisa Castaño, directora general de Innovación y Competitividad del Ministerio de Economía. Sin embargo, este supuesto mayor compromiso de las entidades públicas va acompañado de una sustancial multiplicación del número de compañías que pretenden beneficiarse de él.

Desde iniciativas que aún no se han consolidado, hasta empresas con más de diez años de vida y que quieren ampliar un parte de su negocio, pasando por pymes o startups que operan desde hace dos o tres años. Todas ellas compiten por hacerse con un pellizco de las cantidades que los organismos sacan a concurso a diferentes niveles, y la riña está más igualada que nunca. Por tanto, a veces, la diferencia entre conseguir una ayuda o no radica únicamente en saber dónde se encuentran y cómo se accede a la financiación.

Desde EL Hispano y en colaboración con El Economista, destacamos los tres fondos públicos más importantes a los que los empresarios españoles pueden acceder en 2015, para que sirva de hoja de ruta a quienes busquen liquidez y recursos para su compañía.

Europa da la cara por las pymes

Con más de 80 billones de euros disponibles para repartir entre este año y 2020, Horizonte 2020 se ha convertido en la iniciativa más grande de la Unión Europea en cuanto a investigación e innovación. En un intento por poner estos dos factores en el centro de su estrategia, el programa se divide en segmentos que atienden a diferentes ámbitos de actividad y cuyos plazos para aceptar candidaturas son también distintos. Además, este incluye Eurostars, hasta ahora la única iniciativa destinada únicamente a pymes innovadoras y que todavía no ha abierto el plazo para presentar solicitudes.

Paralelamente a Horizonte 2020 y durante el mismo periodo de tiempo, el  programa euroeo COSME, de promoción de la iniciativa empresarial y mejora de la competitividad de pymes, cuenta con 2.000 millones de euros para instrumentos financieros, uno de capital riesgo destinado a empresas en fase de crecimiento y una línea de crédito para cubrir préstamos.

Por otro lado, recientemente se ha desvelado qué parte de los presupuestos para España del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Feder, corresponden a competitividad de pymes. En este sentido, la secretaria de estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, declaró en noviembre que se disponen de 6.000 millones de euros hasta 2020. Además, estas partidas no son incompatibles con las de Horizonte 2020, siempre y cuando se destinen a distintos fines, aunque estos estén relacionados.

España sigue sin ponerse las pilas

El Gobierno también ha incluido en los presupuestos de 2015 una nueva línea enfocada a financiar a las pequeñas y medianas empresas para que estas opten por quedarse en el mercado nacional en lugar de lanzarse al extranjero. Sin embargo, los 2.187 millones de euros con los que el Ejecutivo ha dotado al llamado Plan Crece, parece que no serán repartidos de la manera más óptima.

En este sentido, los 1.067 millones de euros dirigidos expresamente a financiación no llegarán a emprendedores ni micropymes, debido a las duras exigencias de estabilidad empresarial, sino que beneficiarán en mayor medida a las medianas empresas, quizá menos necesitadas de crédito que las anteriores.

Además, una parte de los fondos Feder serán transformados por el Gobierno en ayudas para las empresas de base tecnológica, que en 2015 parece que se verán doblemente favorecidas, según adelantó hace unos meses el director del organismo, César Miralles.

En este sentido, la institución Red.es del Ministerio de Industria, Energía y Turismo prevé contar en el próximo año con 200 millones de euros, cifra que multiplica por dos la partida de 2014. Así, las grandes beneficiadas serán las pymes que prentendan desarrollar proyectos relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación, como una iniciativa que ayuada a la implantación de wifi en hoteles.

Más allá de estas novedades, el Ministerio de Economía y Competitividad sigue adelante con su Plan Estatal de Investigación Científica y Ténica y de Innovación, que contempla ayudas para la financiación del I+D+i para el periodo comprendido entre 2013 y 2016, y que incluye a las empresas como posibles receptoras. Aunque todavía no se ha publicado el plan de actuación anual para 2015, el de este año puede servir de guía por ejemplo en cuanto a plazos para presentar candidaturas.

Entre los más destacados están el Programa Emplea, dependiente de la Subdirección General de Competitividad y Desarrollo Empresarial y dirigido a la incorporación de personas que gestionen la investigación, o las Ayudas Neotec, coordinadas por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y destinadas al apoyo de la actividad global de empresas jóvenes e innovadoras, no sólo un proyecto. La Unión Europea y nuestro Gobierno trabajan de la mano en estas propuestas, por lo que el programa recoge muchas iniciativas que son en realidad sinergias entre ambos organismos.

Las CCAA ponen su grano de arena

Las comunidades autónomas son también otro recurso a tener en cuenta para quienes busquen subvenciones. De este modo, los Gobiernos autónomicos han ido desarrollando herramientas de apoyo al emprendimiento a través de oficinas y pequeñas insituciones que gestionan este tema. Entre las iniciativas más llamativas se encuentra Madrid Tax Free, de Madrid Emprende, que devuelve los tributos municipales a los jóvenes empresarios.

Por su parte, el Gobierno de Cataluña ha ampliado hasta 2015 su programa Hacemos empleo para jóvenes, que busca mejorar la ocupabilidad de este sector de población a la vez que atiende las necesidades reales de las empresas. Asimismo, los desempleados navarros que quieran emprender constituyéndose como autónomos lo tendrán más fácil gracias a las subvenciones que lanza el Servicio de Empleo de la Comunidad, para cubrir el 75% de los gastos de asistencia técnica que requiera el proceso. Extremadura también quiere apoyar la creación de nuevos negocios, para lo cual cuenta con casi un millón y medio de euros en concepto de fomento del empleo en el ámbito de la economía social, dentro del Plan 3E de empleo, empresa y emprendedores.

A falta de conocer los últimos detalles de las convocatorias, parece que las tres principales instituciones proveedoras de subvenciones se han dado cuenta de la importancia de apoyar a quienes tratan de favorecer la creación de empleo y de mejorar la economía global. Aunque todavía es necesario ajustar fechas y ultimar adaptaciones a los planes europeos, el nuevo año apremia, por lo que los emprendedores deben comenzar ya a prepararse. (Agradecimiento a El Economista).

Califica este artículo: 
Average: 5 (1 vote)
Compartir: 

EL HISPANO en FACEBOOK